ES LA HORA DE ACTUAR PARA QUE EL AYUNTAMIENTO DE LEÓN TOME EN SERIO A LOS CICLISTAS

 

 

El Ayuntamiento de León ha dejado transcurrir la Semana Europea de la Movilidad sin organizar actividad alguna ni proponer absolutamente ninguna medida para profundizar y apoyar  el cambio hacia una ciudad sostenible y accesible para todos.

Titular equivocado del Diario de León
Titular equivocado del Diario de León

En lugar de ello, nos hemos encontrado una portada en el Diario de León en la que cargan una vez más contra los ciclistas difundiendo una supuesta obligación del uso obligatorio del casco y mostrándonos de nuevo más como un problema que como una solución.

Antes de nada, debemos aclarar que el Diario de León se equivoca; no va existir imposición obligatoria del casco en León, sino que la Ley sólo obligará, en todo caso,  a los menores de edad.

Dado que las políticas del Ayuntamiento de León siguen sin tener en cuenta a los ciclistas, debemos dirigirnos a la “masa social ciclista” de esta ciudad (nunca mejor dicho) para proponeros que mostremos nuestra fuerza al Ayuntamiento.

Hay dos opciones para remitir vuestras propuestas y que sean tenidas en cuenta:

1) Mandar el texto que os proponemos, a través de internet (pinchando en este enlace) o presentándolo en el Registro del Ayuntamiento imprimiéndolo y firmándolo.

2) Elaborar vuestro propio texto con vuestras propuestas y quejas y mandarlo a través de internet (pinchando en este enlace) o presentándolo en el Registro del Ayuntamiento imprimiéndolo y firmándolo.

TEXTO PROPUESTO POR LA ASOCIACIÓN LEON EN BICI:

Como ciudadano y usuario de la bicicleta en León debo mostrar mi oposición a cómo el Ayuntamiento de León está manejando las políticas de movilidad y, muy en especial, la imagen de la bici que se está dando en los medios de comunicación y a través de la Ordenanza que se pretende aprobar al respecto.

La bicicleta ha experimentado un notable auge en León y en muchas ciudades españolas durante los últimos años, de lo que debemos congratularnos por sus indudables efectos positivos sobre el medio ambiente y la salud pública.

La contribución de la bicicleta a un mejor medio ambiente urbano es innegable y su contribución a la mejora de la salud pública ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud, que recomienda el uso cotidiano de la bicicleta como medida preventiva frente a la obesidad y las enfermedades coronarias. Así lo ha reconocido también la Dirección General de Tráfico (DGT), al incluir el fomento de la bicicleta como medio de transporte preferente entre los objetivos de su recientemente presentado Proyecto de Reforma del Reglamento General de Circulación.

Esta reforma contiene numerosos aspectos positivos que favorecen la seguridad vial y pueden ayudar a promover el uso de la bicicleta, especialmente la apuesta por la pacificación del tráfico. Sin embargo, el borrador final no incluye como medida la obligación de utilizar casco para circular en bicicleta por la ciudad, sino que sólo lo deja para los menores. Ademas, este asunto esta siendo aun tratado por una comisión de expertos y la inmensa mayoría de ellos se han mostrado en contra de la imposición.

Considero que imponer esta medida en el entorno urbano de León para todos los ciclistas sería NEGATIVA y su efecto global sobre la seguridad del tráfico, la salud pública y la mejora del medio ambiente urbano es discutible.

 El casco ciclista es una medida “de fin de tubería”, de la que no cabe esperar una reducción de la accidentalidad ciclista sino, en todo caso, una reducción de los peores efectos de dicha accidentalidad; en especial, de la mortalidad o del número de accidentes graves producidos por heridas cráneo-encefálicas. Hay que decir, en todo caso, que dicha efectividad es muy dudosa cuando se trata de colisiones con vehículos a motor que circulan a velocidades superiores a 30 km/h. Este tipo de colisiones son, como confirman los propios estudios de la DGT, la principal causa de accidentes ciclistas en las ciudades españolas.

La mortalidad ciclista por accidente en las ciudades españolas no es muy elevada, oscilando entre 10 y 15 fallecimientos al año (a efectos de comparación, el total de fallecidos por accidente de tráfico en zona urbana ascendió a 457 en el año 2.011).

Esta mortalidad muestra una clara tendencia a la baja, pese al indudable aumento del uso de la bicicleta como alternativa de movilidad urbana en muchas ciudades. Esta tendencia a la baja muestra la efectividad de las medidas que ya se están tomando en muchas ciudades españolas para mejorar la seguridad del tráfico ciclista, como la implantación de redes de vías ciclistas y otras infraestructuras. También confirma el hecho de que, a mayor número de ciclistas, mayor seguridad, debido a la mayor visibilidad de la bicicleta y al hecho de que cada vez más conductores son conscientes de la presencia de ciclistas en la vía publica, y los respetan cada vez mas (entre otras razones porque muchos de ellos son también ciclistas). 


La situación de León, por tanto, no reclama una medida tan drástica como imponer la obligatoriedad del casco ciclista, lo que por otro lado podría tener efectos negativos sobre el fomento de la bicicleta como modo de transporte en las ciudades. Existen numerosos estudios que confirman este efecto, aparte del hecho significativo de que en ninguno de los países donde la bicicleta ha llegado a ocupar un lugar importante en la movilidad urbana es obligatorio el uso del casco para los ciclistas.

 En particular, el impacto negativo de la obligatoriedad del uso del casco sobre el sistema municipal de bicicletas públicas es evidente. El colapso de este sistema significaría un notable retroceso en el uso de la bicicleta en León, así como efectos negativos para su imagen exterior y la pérdida de una inversión en muchos casos elevada.

 Estimo, por tanto, que los posibles efectos positivos de la imposición del uso del casco en León como medida paliativa de las peores consecuencias de los accidentes de tráfico que muy ocasionalmente sufren los ciclistas urbanos, se verían superados con creces por sus efectos negativos.

 Estos efectos negativos serían consecuencia del descenso del uso de la bicicleta y de su impacto sobre la salud pública (incremento de los índices de obesidad y de enfermedades coronarias), sobre la calidad del medio ambiente urbano y sobre la propia seguridad del tráfico en general. A este respecto no debemos olvidar que la bicicleta, por sus especiales características, es un vehículo potencialmente muy seguro tanto para el propio usuario como para los demás usuarios de la vía. Mucho mas seguro que otros vehículos privados, como las motocicletas o el automóvil. En particular, un descenso en el uso de la bicicleta como consecuencia de la obligatoriedad del uso del casco ciclista, podría ir acompañado de un incremento paralelo del uso de motocicletas y ciclomotores, con las consecuencias negativas que cabe imaginar para la seguridad global de tráfico urbano. 


En consecuencia, y ante las dudas que suscita dicha imposición, SOLICITO

1) Que el Ayuntamiento de León no incorpore la obligación de utilizar casco para circular en bicicleta por la ciudad de León y que, al contrario, inste a la Dirección General de Tráfico a que en el Proyecto de Reforma del Reglamento General de Circulación que está en fase de redacción, no incluya dicha petición.

2) Que tenga en cuenta las sugerencias formuladas por la Asociación LEON EN BICI al Alcalde  que son, entre otras:

a)     Cursos en colegios e institutos de Seguridad Vial practica, con salidas en bici por la ciudad.

b)     Campaña informativa en autoescuelas, tiendas de bicicletas, organismos oficiales, eventos deportivos, colegios, institutos y universidad por el respeto a los ciclistas tanto en vías urbanas e interurbanas, así como de concienciación de las virtudes de la bici como medio de transporte en entornos urbanos y para trayectos de menos de 10 km.

c)      Aparcamientos para bicis en todas las calles. Una plaza de coche equivale a diez bicis aparcadas. Convertir una en cada calle es una forma barata y útil de fomentar y dar espacio a los usuarios de las bicis, así como de dejar muchos mas espacios libres para los coches.

d)     Ciudad 30.Reducción efectiva a 30 de la velocidad de circulación en todo el centro de la ciudad y en todas las calles de dirección única para vehículos motorizados.

e)     Creación de una patrulla de policía en bicicleta para el casco histórico y otras zonas de tráfico restringido.

f)      Implantación y consolidación de un carril bici útil. Proyectar y ejecutar poco a poco un carril bici que conecte el centro de León con todos sus barrios, así como con municipios adyacentes. Sin prisa pero sin pausa, y huyendo de la acera-bici, fácil pero peligrosa.

 

Firmado:  (Nombre, apellidos y DNI)

 

 

DIRIGIDO AL ALCALDE DE LEÓN (o al órgano competente)

———————————————————————————————————————————————————————————————

Copia, difunde, comparte

Anuncios

1 coche = 10 bicis

Ah… el aparcamiento. ¿Cuantos dolores de cabeza les da a los urbanistas? ¿Cuanto tiempo hemos perdido buscando donde aparcar el coche? ¿Es que nadie piensa en los ciclistas?

Uno de los principales problemas al que nos enfrentamos los ciclistas en León, es la falta de aparcamientos para bicicletas.
Los coches disponen de aparcamientos en todas las calles, de parkings tanto gratuitos como de pago, tanto subterráneos como al aire libre, tanto vigilados como sin vigilar. A pesar de eso, es realmente difícil encontrar aparcamiento si te mueves en coche. Simplemente parece no haber sitio para todos. Por mucho que se abran espacios, siempre parecen insuficientes.

Mientras tanto, los ciclistas leoneses nos las vemos y deseamos para poder aparcar nuestras bicis relativamente cerca de nuestro punto de destino. Normalmente vemos bicicletas atadas a farolas o señales, con el riesgo que eso conlleva para los peatones. Otras veces encontramos aparcamientos para bicis en las mismas aceras (Mismamente en Ordoño II hay 6 plazas de bici-aparcamiento en plena acera) lo cual es un gran error, pues los aparcamientos de bicis nunca deberían quitar espacio al peatón.
Pero… ¿deberían quitarle espacio al coche? Bueno. Quizás sea más correcto decir que un aparcamiento de bicis da más espacio a los coches para aparcar.

1 coche = 10 bicis
1 coche = 10 bicis. Estas estructuras se instalaron en Londres para dar prueba visual de lo poco que ocupan las bicis. Al principio fueron rotando entre diferentes barrios para comprobar la demanda de bici-aparacamiento en cada zona. Al final se quedaron para siempre.

En Londres afrontaron el problema del aparcamiento quitando espacios a los coches, para dárselo a las bicis. Al principio parecía una locura quitar una sola plaza a los coches, debido a la gran demanda que existía de aparcamiento. Pero no contaron con la astucia de la gente ni con el poder de la bici para cambiar las ciudades. ¿O sí?
Los técnicos municipales observaron como, a medida que aumentaban los espacios para aparcamientos de bicis, (acompañados de otras medidas) disminuía el trafico a motor, y por tanto, la demanda de espacio.
Pura lógica. Las estadísticas en Londres demostraban (y la DGT en España lo confirma) que la gran mayoría de los desplazamientos en coche por ciudad son realizados con una sola persona a bordo y a una distancia inferior a 10 km. Si tan solo diez “cochistas” se pasaban a la bici, conseguirían aparcar en el sitio de un solo coche, y dejarían libres las nueve plazas de aparcamiento restantes.

1 coche = 10 bicis
1 coche = 10 bicis Dejando la acera libre para el peatón.

Por eso desde León en bici demandamos que se dedique una plaza de coche por calle para el aparcamiento de bicis. Si, sabemos que una buena estructura para aparcar bicis cuesta algo de dinero, y sabemos que cada plaza de O.R.A. da dinero (no sabemos si al Ayuntamiento de León o a quien) pero seguro que si los responsables de transporte y movilidad le dan algunas vueltas encontraran la manera de sacarles dinero. ¿Quizá instalando vallas publicitarias sobre la estructura?. Es más, seguro que si se pasan por el FAB LAB de León, o por La Colaborativa, los ingenieros y diseñadores de León les darán una buena solución. Y si le dan otra vuelta más, seguro que encuentran a alguna empresa de la ciudad o de la provincia capaz de fabricarlos.

1 coche = 10 bicis
Alegres y saludables ciclistas aparcan sus bicis en un lugar adecuado.

¿A ti que te parece?
Deja tus comentarios en esta página, en nuestro facebook www.facebook.com/LeonEnBici o en nuestro twitter @Leon_en_Bici.

Hola León!

Hola a todos!
Somos la Asociación León en bici y queremos presentarnos.

logo-leon-en-bici235

A raíz de las convocatorias de la bicicritica leonesa un grupo de ciclistas leoneses hemos querido dar un paso más allá.

Esta asociación pretende dar la batalla social, jurídica e informativa en la defensa de los derechos de las bicis,  como deporte y como medio de transporte.

Creemos que la bici es un vehículo ideal para moverse por nuestra querida ciudad. Pero también vemos como la falta de infraestructuras y la mala educación vial de unos pocos conductores de coches, lastran el crecimiento de su uso en León.
Estamos un poco cansados de que las administraciones adopten como suyo el mensaje de “la bici es buena” mientras vemos como dicho mensaje no va acompañado de políticas que ayuden a una mejor convivencia entre los ciclistas y la ciudad.

Para cambiar esta situación y poner de manifiesto esta dejadez en sus funciones por parte de los organismos públicos, desde esta asociación vamos a realizar acciones de información y concienciación para el uso de la bici así  como dentro del ámbito administrativo y jurídico, y esperamos contar con tu apoyo.
Hemos querido esperar a la  Semana Europea de la Movilidad para darnos a conocer, pues a lo largo de estos días veremos a políticos de diferentes signos alabar las virtudes de la bici, pero pasado el interés mediático volveremos al olvido más absoluto.
El lema de la Semana Europea de la Movilidad 2013 ¡Muévete por un Aire más limpio!, pero en nuestra ciudad no tenemos ni siquiera aparcamientos de bici en todas las calles. Hay mucho por hacer.

Desde este blog, queremos empezar por las siguientes propuestas que hemos consensuado entre los asociados.
Como verás, muchas de ellas no tendrían un gran coste económico. Es cuestión de voluntad.
Por supuesto, todas ellas esta sujetas al debate y nos encantaría conocer las tuyas.

—  Aparcamientos para bicis en todas las calles. Una plaza de coche equivale a diez bicis aparcadas. Convertir una en cada calle es una forma barata y útil de fomentar y dar espacio a los usuarios de las bicis

Ciudad 30.Reducción efectiva a 30 de la velocidad de circulación en todo el centro de la ciudad y en todas las calles de dirección única para vehículos motorizados.

—  Cursos en colegios de Seguridad Vial practica, con salidas en bici por la ciudad.

— Campaña informativa en autoescuelas, tiendas de bicicletas, organismos oficiales, eventos deportivos, colegios, institutos y universidad por el respeto a los ciclistas tanto en vias urbanas e interurbanas, así como de concienciación de las virtudes de la bici como medio de transporte en entornos urbanos y para trayectos de menos de 10 km.

— Creación de una patrulla de policía en bicicleta para el casco histórico y otras zonas de tráfico restringido.

— Persecución de los robos de bicicletas. Implicación de la Policía Local en el problema. Hay que tomarse en serio el gran número de bicicletas que son robadas demasiado a menudo en León. Muchas de las denuncias son archivadas sin ser apenas investigadas, a pesar de que existe una red municipal de cámaras de vigilancia.

— Implantación y consolidación de un carril bici útil. Proyectar y ejecutar poco a poco un carril bici que conecte el centro de León con todos sus barrios, así como con municipios adyacentes. Sin prisa pero sin pausa, y huyendo de la acera-bici, fácil pero peligrosa.

— Fomento del cicloturismo. Proyección, creación y señalización de ciclovías no asfaltadas que unan León con los municipios vecinos de 20 km a la redonda. Se pueden aprovechar los márgenes de los ríos, vías pecuarias y los márgenes de las carreteras existentes.

Esperamos tu opinión.
Salud y Pedal!